"MANDERLEY"





Manderley
(1981) fue el primer largometraje de Jesús Garay (Santander, 1949) y el tercer papel protagonista en la carrera cinematográfica de Ocaña (Cantillana, 1947 - Sevilla, 1983).

En el momento de su estreno, la película fue clasificada "S" porque su contenido podía herir gravemente la sensibilidad del espectador... Ocaña volvía a la pantalla grande, la provocación y el escándalo estaban asegurados... El póster vendía una "tragicomedia gay"... Pero para el director, lejos de todo esto, Manderley es una reflexión sobre la frustración y el paso del tiempo. Así la describía poco antes de empezar el rodaje:

Manderley aborda varios temas tabús de la homosexualidad, pero, aparte de eso y de que los personajes son tres homosexuales, el film no se queda ahí. Creo que hay una frustración sexual, ya sea hetero u homo. La película será cien por cien gay porque habrá gays, pero no se trata de cine gay en el sentido reivindicativo de la palabra. Manderley reflexionará sobre el deseo, el masoquismo, etc. No será un film de tesis y hablará de la locura, del delirio, de la ausencia de sexualidad como medio de acceso a la felicidad...


Ideológicamente, no sé cómo situar el film, porque será muy instintivo. Hay personajes llenos de contradicciones, lo épico se mezcla con lo patético y la locura es evidente.*



Aquí tenéis la sinopsis oficial del film:

Tres jóvenes, Olmo (Ocaña), Paula (Enrique Rada) y el actor (Joan Ferrer), bajo diversas crisis personales y unidos por su condición homosexual, se van de la ciudad, dispuestos a pasar el verano en un caserón de la cornisa cantábrica. Pero la esperanza de que, con el cambio de medio, todo pueda ser diferente se va diluyendo con la llegada de la lluvia, con la imperceptible frustración que proporcionan los actos nimios y cotidianos. Al final del verano, ningún proyecto se ha llevado a cabo y los tres se aprestan a regresar, tras aquel paréntesis en Manderley, a la vida urbana.

Y aquí, el resumen de la película que hizo el propio Ocaña cuando todavía no habían filmado nada:

Interpreto un personaje con el que me identifico, porque es homosexual, porque pinta y porque tiene ese espíritu chapliniano que es muy mío. Creo que será un personaje divertido. Olmo pertenece a una familia de esa burguesía media que te encuentras en Andalucía. Lo abandona todo para ir a vivir a Barcelona, allí pinta y... Hasta hay un momento en que está a punto de ser violado por un perro... ¡Estaré en mi salsa!*



Vamos a seguir dejando que hablen los artífices de Manderley... Jesús Garay nos cuenta cómo Ocaña llegó al proyecto:

Yo era amigo de Ocaña desde antes que se diera a conocer en la transición barcelonesa. Al mismo tiempo, conocía a otros dos personajes (Quique Rada y otro que declinó a última hora salir en el proyecto).
La peculiar personalidad de los tres me indujo a pensar que allí podía haber un film a caballo entre el documental y la ficción, donde la historia se podía ir improvisando a partir de largas conversaciones previas sobre los fantasmas de cada uno.
Así se hizo, con el cambio a última hora del tercer personaje por la figura de otro, un actor que se interpretaba prácticamente a sí mismo: Joan Ferrer.

Ocaña, en unas notas manuscritas, lo corrobora:

Hace tiempo que Jesús Garay quiere hacer una película conmigo, pues hace tiempo que lo conozco. Como en el guión me deja libre, empezamos a trabajar, y hoy me veis con un lápiz en la boca y estudiando el guión. Desde luego, lo mío es la espontaneidad, pero yo no dejo de ser Ocaña.
Esta segunda película no tiene nada que ver con Ocaña, retrat, pues es la historia de tres locas contando historias. Yo soy un pintor exagerado, no más que en la realidad, pero divertido y buscando algo que llevarse al culo o a la boca, pero hay regiones de España que hace mucho frío y los hombres tienen la leche en los pies y es difícil de sacársela. En fin, que están reprimidos. Con tanto liberar a su país se olvidan de follar y de la fiesta y están todo el día de copas. Los machos, sólo hombres, las mujeres no beben. Estamos rodando en un pueblo que se llama Ontario, de Santander. La Paula es maravillosa, todo el día alucina, se piensa que está en Hollywood, es increíble. Juan, en la película, es un personaje más serio y profesional del teatro.
En fin, yo un cachondo mental y serio a la vez.
Hacemos la película sin dinero, pero sigue adelante y se termina.
El dire, Jesús, es un cachondo, serio, raro...
Trabajo mucho en el rodaje.

El film se mantuvo una semana en cartel en Barcelona y apenas unos días en Madrid. Desde entonces, Manderley es la película más maldita de Ocaña.



FICHA

Producción: Sociedad Cooperativa Manderley
Cámara: Josep Gusi
Fotografía: Carles Gusi
Sonido directo: Joan Quilis
Decorados: Felipe G. de Paco
Montaje: Josep Maria Aragonés
Guión y dirección: Jesús Garay
Duración: 105'
Color, 16 mm.
Rodada en 1979, en Cantabria y Barcelona.
Estrenada en 1981.
Intérpretes: José Pérez Ocaña, Enrique Rada, Joan Ferrer, Pío Muriedas y los niños Rebeca y Antonio Martín.


* Traducción de la traducción de una entrevista de Xavier-Daniel para Mundo Diario.





ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> OCAÑA EN MARRUECOS (2)
> FILMOGRAFÍA OCAÑÍ

1 comentario:

arantxa ruiz de cuesta y martín de zarate dijo...

querida rosita:

este usted tranquila, me ha llegado puntualmente la suscripción. más tarde le postearé en el flog! siempre atenta,

arantxa ruiz de cuesta y martín de zarate

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: