OCAÑA Y SU VIRGEN DEL ROCÍO (BEATA & CO.)




Ocaña
 creó su Virgen del Rocío para la exposición Couleur et fête populaire (1979), de Besanzón.

Con la ayuda de Alejandro Molina, Ocaña llenó la galería Artemis de montañas de flores de papel que, junto a un tropel de ángeles y viejas, rodeaban su Blanca Paloma.


Estos montajes, que él llamaba teatrillos, siempre acompañaban su obra pictórica. En este caso, sesenta acuarelas y diez óleos completaban la muestra.


La Virgen del Rocío destaca en la obra de Ocaña por ser la más colorida y, a su vez, la más pequeña de todas sus vírgenes. Como las otras, era de papel maché, pero las manos y el rostro de la Virgen y el Niño estaban hechos de barro.
Años más tarde, la Virgen del Rocío todavía pudo verse en Barcelona, en la ya histórica exposición La Primavera (1982).


Según cuentan, tras la muerte de Ocaña, la virgen viajó a Cantillana. Allí, una gata preñada la escogió como nido, por desgracia, la Blanca Paloma no superó el parto y ya sólo se conservan estas cinco cabezas de angelitos, estos putti de yeso que iban pegados o clavados en los bordes lobulares del manto. 






Si tenéis recuerdos, anécdotas o algún documento (recortes de prensa, fotografías, vídeos, etc.) que nos puedan ayudar a ampliar ésta u otra información, poneos en contacto con nosotros, o hacednoslos llegar, a través de nuestro correo electrónico:
 

perepedrals@gmail.com

Gracias.

1 comentario:

Eva dijo...

Hola ¿Qué tal?
Me presento. Me llamo Eva Guil, soy licenciada en Bellas Artes y formo parte de un grupo de investigación artística.
estoy realizando un proyecto sobre Ocaña e intentándolo que me lo publiquen para final de año. Por casualidad he encontrado vuestra página. Me ha aprecido muy interesante. Me gustaría entrar en contacto con ustedes, para ver si me podeis enviar algún catálogo sobre vuestra colección, información, etc...Os lo agradecería enormemente.
mi mail de contacto es ewaguil@yahoo.com
Muchas gracias

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: