OCAÑA Y EL CARNAVAL (DEL ULTRAJE A LOS SÍMBOLOS )




Publicación: ABC
Fecha: 07/02/1988
Página: 43
Autor: LOLA ALVARADO

[En 1979] tras cuarenta y dos años de sequía carnavalesca [se suspendieron en 1936], un grupo de personas, formado por agrupaciones musicales, ecologistas y gentes del teatro, intentaron recobrar [el carnaval] para la ciudad [de Sevilla]. Los nuevos carnavales se celebraron en el año 1979. Sin embargo, y aunque se contó con el apoyo de la Junta de Andalucía, que consideraba que con ellos se recuperaría una de las manifestaciones populares, festivas y culturales de la ciudad, los nuevos carnavales, celebrados a primeros de marzo [3 y 4 de marzo], no tuvieron un buen comienzo. El gobernador civil ordenó suspenderlos por falta de arraigo popular y difusión injuriosa del símbolo representativo de Andalucía (el escudo andaluz fue representado por dos* «gays» en vez de por Hércules). El pregonero de la fiesta fue Ocaña, quien, a pesar de la prohibición, leyó su discurso. Pese a todo, los carnavales se celebraron con gran animación. La Alameda, el lugar elegido para la fiesta, concentró un numeroso público, disfrazado con gran imaginación. Se hicieron concursos de bailes y disfraces y un llamamiento a la participación en la fiesta.

* Nota de LRDV: sólo uno, Ocaña –desnudo, con peineta y abanico– y dos perros en vez de leones.




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> HEMEROTECA OCAÑÍ

No hay comentarios:

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: