"JOGLARS 77, DEL ESCENARIO AL TRULLO"





DÍAZ, Rosa y CARVAJAL, Mont (eds.); CREHUET, Elisa; RAÑÉ, Ferran; RENOM, Gabi; SOLSONA, Andreu y VILARDEBÓ, Arnau (2008): Joglars 77, del escenario al trullo: Libertad de expresión y creación colectiva 1968/1978, Barcelona, Icaria.

En 1977, el régimen de Franco daba sus últimos coletazos, eran los últimos momentos de los privilegios del ejército franquista, y el juicio a La Torna de Els Joglars se debe entender en relación directa con las penas de muerte injustas que pocos años atrás habían costado la vida a Salvador Puig Antich y al desdichado Heinz Chez, que finalmente ni así se llamaba. El juicio-pantomima a Chez era el hilo argumental de La Torna, y la obra, la gota que colmaba la paciencia de los militares...

Joglars 77 cuenta unos hechos reales, muy alejados en el tiempo entre sí, pero interrelacionados, y que están en la memoria de mucha gente;

- 1961: Se funda la compañía de teatro Els Joglars, por Antón Font, Carlota Soldevila y Albert Boadella.
- 1968: Profesionalización del grupo y arranque de una experiencia teatral insólita.
- 1974: El gobierno del general Franco ejecuta al garrote vil a Salvador Puig Antich y a Heinz Chez.
- 1977: Els Joglars estrenan la obra La Torna, en la que se sugiere que la ejecución de Puig Antich y Chez fue un crimen de estado.
- 1978: Els Joglars son llevados a un juicio militar. Condenados en Consejo de Guerra por ser los autores de La Torna, sufren un año de prisión o exilio.
- 2006: Tras La torna de la torna, el remontaje que hace Albert Boadella de La Torna, seis de los autores-actores que formaban parte de Els Joglars en 1077 reclaman ante los tribunales la autoría compartida de la obra en cuestión, que Boadella se atribuye a sí mismo. Los jueces fallan a favor de Boadella, aunque en la sentencia admiten que “albergando serias dudas fácticas y jurídicas…”.

Ya en ese año 1977, existían tensiones internas en el seno de Els Joglars y, al incoar los militares un consejo de guerra contra los autores de La Torna, éstos diseñaron dos estrategias de defensa diferentes. En realidad el fondo del problema era que la buena relación entre Boadella y el resto de los miembros de Els Joglars se había acabado. Por otro lado, la acusación de los militares recaía en los autores de La Torna y desde la prensa hasta la sentencia, pasando por la instrucción del caso, las conversaciones privadas y los programas de mano, en todas partes, se recogió que aquel espectáculo era de creación colectiva. Se les condenaba como autores y no como actores.

El juicio de La Torna, en 1978, reunió una serie de elementos que lo convirtieron en uno de los acontecimientos más significativos de la primera Transición: el hecho de que un Consejo Militar juzgara a los autores e intérpretes de una obra de teatro, las reacciones de apoyo en todo Europa, la intensa y larga visibilidad del logotipo creado para la ocasión… Incluso la huida de Boadella del Hospital Clínic cobró un aire simbólico. Más allá de los iconos, el libro repasa el carácter autogestionario de Els Joglars, sus primeras obras, las relaciones con la legalidad y el papel del líder del grupo, Boadella, que a lo largo del juicio y durante los años siguientes se distanció con virulencia de sus antiguos compañeros.

Joglars 77 es un libro apasionante. No lo es sólo por la descripción que hace de un caso particular o por la crónica de un grupo humano los miembros del cual inevitablemente se acaban distanciando. Lo es porqué mediante las anécdotas vertidas en el libro reseguimos las peripecias centrales de un momento histórico, la Transición. Las descripciones de la cárcel Modelo, el papel de los abogados, las actitudes de los políticos, la manera en la que se ocupó del caso la prensa de entonces, las diferentes posiciones personales, el amplísimo movimiento de solidaridad, la extrañeza de los protagonistas al ver la repercusión internacional que tiene el caso… Asistimos también a la transformación traumática de una manera determinada de entender el mundo.

La policía me detuvo justo antes de empezar la función, en Girona. […] Cuando llegué a la Modelo, los presos empezaron a hacernos preguntas a los que íbamos en el furgón: “¿Tú qué has hecho? Yo, robar ¿Y tú?” “Yo, una obra de teatro.”
Gabi Renom

Estoy enterándome de todo esto ahora mismo. Qué sensación ¿no? Qué incertidumbre. […] Mirábamos el reloj y decíamos: “Ya deben de haber llegado al cuartel, ahora ya deben de estar sentados en el banquillo”. Era nuestra primera mañana en el exilio.
Ferran Rañé

En el año aquel que nosotros vivimos en Francia y vosotros estabais en la cárcel pasaron muchas cosas […] pero no hemos quedado nunca para contarnos cómo había ido todo. Hasta ahora […]
Elisa Crehuet




ARTÍCULOS RELACIONADOS:


> DETIENEN A OCAÑA
> LA FOTO DE LA SEMANA
> BIBLIOGRAFÍA OCAÑÍ



 

Para seguir engrosando el Archivo ocañí, necesitamos vuestra ayuda. Si tenéis anécdotas o algún documento en casa (cuadros, figuras de papel maché, recortes de prensa, fotografías, vídeos, etc.) que nos puedan ayudar a ampliar esta u otra información, poneos en contacto con nosotros, o hacednoslos llegar, a través de nuestro correo electrónico:



Gracias ocañís.

No hay comentarios:

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: