OCAÑA EN SANTANDER #3 ("INCIENSO" EN LA PRENSA)




Hoy se inaugura la exposición de Ocaña en el Museo Municipal

Unas palomas que revolotean sobre una rama de almendro en flor. Un intenso olor a incienso que perfuma el ambiente y se mezcla con otros perfumes igualmente penetrantes de flores y campo. Una música de fondo que desgrana suavemente «La creación», de Haydn; todo esto y mucho más, completa el escenario de la sorprendente exposición de Ocaña que hoy se inaugura en el Museo Municipal de Bellas Artes.

La amplia sala de la planta baja del museo ha sido acondicionada para albergar esta singular exposición, mezcla de teatro popular y «paso» religioso de procesión andaluza, cuyo montaje ha precisado de toda una semana de duro trabajo. El resultado final justifica todos los esfuerzos, ya que la obra de Ocaña —bautizada con el nombre de «Incienso»— puede definirse como una de las más bellas expresiones del arte popular. Precisamente esta raíz del pueblo, directa, sencilla, llena de matices y de color es lo que infiere mayor belleza y armonía a la expresión artística de Ocaña. Ocaña mientras trabaja, desbordando a través de sus manos fantasía y color, canturrea canciones de su tierra andaluza, y esa música es la que queda reflejada en sus figuras, en sus acuarelas y sus óleos. «Incienso» es una mezcla de escultura y obra pictórica. Un total de veinte figuras —de un conjunto de 60 que son las que componen el montaje original que ha sido imposible instalar debido a sus dimensiones espectaculares, y a que algunas figuras alcanzan incluso los dos metros o, como por ejemplo la luna que ilustra el cartel anunciador, que con tres metros de longitud ha sido imposible ubicarla en el museo— componen una especie de escenario bucólico y flamencón, presidido por una pastora sentada a modo de matrona romana. A su alrededor se abre una escena campestre con ovejas, flores, pájaros e incluso una vaca como homenaje a esta tierra cántabra. Otras figuras alegóricas, muy folklóricas y coloristas completan el conjunto. En las dos columnas de la sala, unos angelotes sujetan unos incensarios que perfuman el ambiente, contribuyendo aún más a la ilusión de habernos trasladado por magia del arte «ocañí» a las alegres tierras andaluzas. En otro rincón de la sala, la Virgen del Rocío rodeada de ángeles y flores, expresa toda la fuerza y poesía del sentir religioso y pagano del más íntimo sentimiento andaluz.

Completa la exposición un total de 104 acuarelas y treinta óleos. Hoy, a las ocho de la tarde se inaugura la exposición de Ocaña con todo el ruido y la alegría que se merece. Una charanga y unas tracas o cohetes abrirán esta muestra que sin duda será muy bien recibida por los santanderinos. En el vestíbulo se ha instalado un televisor para que el público pueda ver también unos videos sobre Ocaña y su obra. Precisamente uno de ellos ha sido dirigido por el santanderino Jesús Garay —que ya dirigió a Ocaña en su película «Manderley»— mientras que otro nos muestra una entrevista con el escritor catalán Terenci Moix.

La exposición permanecerá en el Museo hasta el próximo día ocho de abril, siendo intención de Ocaña el último día de la misma rifar entre los niños una de las figuras, e invitar asimismo a colegiales de cinco-seis años para que puedan aprender a realizar dichas figuras, todas ellas trabajadas con papel de periódico y cola de empapelar y de carpintería.

En una parte de la sala ha sido instalada también una mesa en la que se exponen unos dibujos realizados por niños de cinco-seis años que vieron así a Ocaña y su obra durante la exposición que mantuvo hace pocas semanas en Palma de Mallorca. Ocaña ha donado ya al Museo de Bellas Artes la vaca —que ha terminado hace pocos días— un óleo y una de sus acuarelas.


Publicación: EL DIARIO MONTAÑÉS
Fecha: 17/03/1983
Página: 2
Autor: EMILIA LEVI




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

OCAÑA EN SANTANDER #1
OCAÑA EN SANTANDER #2
HEMEROTECA OCAÑÍ

No hay comentarios:

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: