OCAÑA Y EUSKADI #8 (SEXO, VIDA, SUEÑO Y LIBERTAD)




HEMEROTECA (01/05/1983):

Con el polifacético Ocaña:

"...suelten la leche..."

Ocaña está en San Sebastián. Personaje polémico, agradable, "pecador", libre, fraternal, pícaro, expone en la galería Altxerri sus últimas obras pictóricas.
Andaluz hasta las cachas, ama el color y la luz porque encarnan lo mejor de la vida. Catalán de adopción, pinta desde hace quince años, desde aquellos tiempos en que paseaba por las Ramblas disfrazado por fuera y sabiendo lo que quería por dentro, lo cual le llevó varias veces a "La Modelo".
Hoy, Ocaña es invitado de excepción de actos mundanos y culturales. De palabra fácil y aguda, no oculta en ocasiones algunos rasgos machistas que quizá para algunos sean sólo componentes pintorescos, como cuando dice: "que me rapten los p-m y que me violen".
ZER EGIN? le ha entrevistado en la misma galería donde expone. Sus respuestas son interesantes, tan interesantes como contradictorias.

¿Qué es lo que quieres hacer llegar a la gente con tu pintura?

Yo quiero dar a la gente mucho color. Yo creo que no voy de artista, voy de Ocaña sin pretenciosidades. Como dicen los japoneses, "lo más difícil es hacer lo simple". No quiero que vengan señoras con pieles a estas exposiciones.

Mucha gente ha oído hablar de Ocaña, ¿pero quién eres tú?

Los periódicos generalmente dan una imagen falsa del personaje. Cuando la gente nos ve, o les encanta por su sencillez o se quedan frustrados porque les gustaría que fuera más reina de lo que es. ¿Me entiendes? Creo que soy un tío sencillo, un poco diva, pero trabajo mucho.

Tú saliste a la luz en Las Ramblas armando la bronca con mantón y canotier hace ya algunos años.

Sí, muchos mariquitas a mí me tachaban de folklórica. Yo no soy folklórica. Yo salía a hacer teatro a la calle y entonces me encantaba provocar. Ahora voy sin mantón de Manila y la gente se sigue espantando. El otro día, aquí, estaba hablando un poco más alto, será por eso de que soy andaluz, y me dicen: ¡Chico, cállate! y contesté, "Ya veo que aquí también hay policía sin tricornio y gorra". Yo creo que la libertad no te la pone ningún partido político, sino que es cosa de cada persona.

¿Cómo ves la actitud de la sociedad con respecto a la homosexualidad?

¡Chica!, nosotras seremos siempre perseguidas y criticadas. Las progres –la sociedad progre– son las que más nos critican, porque son las que dicen que realmente nos admiten, pero es mentira. Estamos un poco mejor pero sigue habiendo una barrera de acero. Desde luego, hasta que no volvamos a la sociedad griega, en la que éramos "las divinas". Cuando el matrimonio y la constitución de la familia, ¡chica!, no era nada. Ahora bien, en esa sociedad no sólo habría maricones, machos, ni hostias, sino el mundo entero; sino sexo, vida, sueño y libertad. Y menos de esto de alquilar una casa y tener que dar cuenta a la policía. Eso es un rollo malo que yo no lo voy a hacer. Ni voy a dar cuenta por nada del mundo. Porque los socialistas han dado un golpe hacia atrás igual que Franco. Yo no me siento ni mariquita, ni gay. Me siento una persona. Lo que pasa es que me van los tíos en cantidad. Pero, vamos, si viene una tía que es tan jalamar como yo, que me mete mano por todos los lados, yo le digo, pues venga, mete mano. Me joden las etiquetas que nos van poniendo. Tampoco voy con una banderita rosa, ni ninguna. Una banderita de miles de colores, muchos follones y menos frustraciones, querida.

¿Qué te viene a la cabeza cuando lees en la prensa las declaraciones de Fraga...?

¡Ay! Fraga, pues es un monstruo. Decir no a los maricones, decir no a las esculturas y pinturas de Miró, que tienen una gracia increíble, que tienen un color..., te puede gustar o no, chico, pero tienen gracia. Ese tío es un monstruo, es un baboso. Habrá leído mucho y con eso será un "buen político". Pero es más facha que su puto padre. Mira, yo no había votado nunca. Y este año he votado dos veces por quitarle un voto a ese señor. Y eso que no creo en ningún partido. Porque todo lo que está partido es que se parte. Tampoco no he estado en ningún frente de liberación gay. Yo siempre he pensado que la libertad está en cada uno. Hay quien opina que maricón o puta es igual a persona defensora de la libertad pero no es verdad, hay mucha puta y maricón reaccionarios.

¿Tú crees que desde el Gobierno socialista se hacen esfuerzos para que la gente pueda vivir la sexualidad sin miedo, sin tabúes...?

Yo no estoy muy enterado, pero me da que el gobierno socialista está dirigido por América. Reagan tiene un hijo mariquita, que lo ha casado para que no lo sea, ¡ya me dirás tú! Yo prefiero mil veces un gobierno de izquierdas, me gustaría que éste fuera más de izquierda pero, eso sí, sin llegar a la situación de Cuba donde a los maricones nos ponen bastante mal.

¿Qué opinión te merecemos la gente de por aquí?, ¿qué destacarías de tus experiencias por estas tierras?

A mí me encantan los hombres vascos. A mí me gusta mucho el País Vasco y no soy un pelota. Lo que no me gusta es que hay mucho "cuadrao", aunque la nobleza os diferencia. Yo cuando veo un caserío con esos chavales..., pero claro lo que pasa es que si aquí le metes mano a uno te dan una hostia. Pero todavía es peor en Santander. Aquí no me ha pegado nadie pero en Santander dos veces. Lo que sí creo es que se podrían abrir un poco más los de aquí. El otro día hablaba con un chico que decía "que él veía a los homosexuales y que huía". Pues yo no me como a nadie, ¡vamos! Pero hay otros que son divinos. A mí me ha gustado la gente vasca. Yo no tengo sentido del ridículo, pero no me gusta la burla.
Una cosa para los vascos, a ver si os abrís un poquito que viene uno aquí con ganas de conocer a gente vasca..., y, sabes, el otro día fui aquí al paseo de la Concha y sólo había hermanas, ni un sólo garrulo para llevarse a la boca, todas hermanas, nene.

La gente, ¿cómo reacciona cuando vas por la calle?

En general la gente en las calles no se ha metido conmigo. El otro día en Deva, que hubo un desfile de modelos y necesitaban una persona que vistiera de traje de novia, y me quedé en pelotas encima del escenario, pero eso, chico, yo comprendo que es muy fuerte, entiendes, había uno que se llama Ocaña como yo, y él dijo ¡ése es el marica!
Lo que pasa en el norte es que, como llueve tanto, tenéis un carácter diferente. Eso pasa como en Andalucía, no te creas que allí la gente no se mete con uno.
En San Sebastián me siento bastante libre porque hay una frontera cerca; pero no quiero decir con eso que la gente aquí sea abierta, es cerradísima, son un poco como los alemanes.

Si tienes algo más que decir, escuchamos...

Que la gente de aquí se abran, que sigan todavía más a la izquierda, que sigan defendiendo su país, que es maravilloso, como lo hacemos los andaluces, y que suelten la leche, que la esperma acumulada es malísima, eso es malísimo.


Publicación: ZER EGIN?
Fecha: 01/05/1983
Página: 22 
Autor: ¿?



ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> OCAÑA Y EUSKADI #1 (EUSKADI SIOUX)
> OCAÑA Y EUSKADI #2 (DE DONOSTIA, ALASKA, ALMODÓVAR Y LAS ANTIGUAS)
> OCAÑA Y EUSKADI #3 (DE TRAVESTIS, QUINQUIS, ANARCOS Y ETARRAS)
> OCAÑA Y EUSKADI #4 (JUAN CRUZ UNZURRUNZAGA)
> HEMEROTECA OCAÑÍ

No hay comentarios:

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: