OCAÑA Y LOS DEL NORTE #1 (LA EXPOSICIÓN)


Santander, marzo de 2010: Ocaña y los del Norte es el título de la exposición que Adolfo Fernández comisarió sobre Ocaña, esa figura paradigmática de la cultura de los setenta cuya labor pictórica se ha visto eclipsada, en buena medida, por sus performances y acciones públicas en defensa del travestismo y la causa gay.




Transcribo, parafraseo y añado ciertos detalles al texto que publicitaba la exposición:


Ocaña y Adolfo en dos fotografías de María Espeus
que pudieron verse en  Ocaña y los del Norte
(Foto: César Poyatos)

Ocaña y Adolfo se conocieron en el Drugstore del Paseo de Gracia de Barcelona una medianoche de finales de 1973, a partir de ahí, establecieron una intensa amistad. Junto a ellos se creó un grupo de gente, todos ellos artistas, que vivían en el Norte (Alberto Cardín, Jesús Garay, Agripina, la Hippa, etc.) y del que, a juicio del comisario, se ha hablado muy poco en relación a la biografía de Ocaña. La tesis de la exposición es revisar ese momento colectivo a través de la figura de Ocaña y explicar de forma visual el espíritu de una época y las relaciones que existieron en este grupo que convivió hace más de treinta años.


La muestra se encuentra vertebrada por una selección de 22 fotografías y una videoproyección de más de un centenar de imágenes realizadas entre los años 1973 y 1979, que presentan fragmentos de la convivencia entre Ocaña y los del Norte, desde un billete de viaje a un libro de Roland Barthes, y representan simbólicamente la huella o el resto de un periodo en el que, paradójicamente, la cámara fotográfica tenía un uso muy distinto al de hoy.





Inauguración de la exposición
(Fotos: César Poyatos)


Los autores de las imágenes son Pablo Hojas, Pedro Palazuelos, Jorge Fernández Bolado, María Espeus, el propio Adolfo y su hermana Concha, el antropólogo y poeta Alberto Cardín y otras personas vinculadas a Ocaña y a Adolfo durante la década de los setenta, como Boutí o Víctor Almeida.






Más fotos de la inauguración
(Fotos: César Poyatos)


La exposición se completa con una selección de pinturas y gouaches de Ocaña pertenecientes a la colección de Adolfo, así como algunos objetos simbólicos del periodo analizado en la muestra.



Ocaña en Cantillana, 1974
(Foto/archivo: Adolfo Fernández)

Las imágenes y los objetos reunidos constituyen, de alguna manera, una prefiguración del final de los setenta, un periodo en el que la creatividad y la libertad constituyeron los principales nexos de unión de este colectivo.






OCAÑA Y LOS DEL NORTE


Es difícil transmitir el verdadero espíritu de un momento concreto del pasado, la verdad o verdades de un grupo de personas que comparten un tiempo y un lugar determinados. Esto es más difícil aún cuando esas personas se han convertido ya en personajes y, por las circunstancias, son ya mitos alimentados a través del tiempo con impurezas e intereses que desvirtúan para siempre al original. Eso ocurre con José Pérez "Ocaña" (Cantillana, Sevilla, 1947-1983), pintor, performer del travestismo y defensor de la causa gay que ha pasado a la historia por sus excentricidades y alborotos públicos, desapareciendo a veces su dimensión más humana o existencial. Su trágica y prematura muerte acrecentó la fiebre mitómana mistificando más su historia.

La completa y sentida exposición que Adolfo Fernández presenta, bellamente teñida por los tonos de la melancolía, va más allá de lo que es una muestra fotográfica al uso. Como amigo personal de Ocaña y conocedor de primera mano de aquella Barcelona de los años setenta, reúne para esta ocasión una serie de instantáneas que al ser de diferentes autores, en su mayoría no profesionales, poseen la frescura y la pluralidad de las fotos personales hechas para recordar, para inmortalizar, fotos de vida que documentan el paso de Ocaña por diversos lugares como Cantillana, Barcelona o Assilah en Marruecos. Se exponen también dos cuadros del pintor, bocetos y notas de Adolfo, además de objetos de la época vinculados a sus protagonistas que, como testigos mudos del momento, aportarán su presencia evocadora, casi fantasmal. Otros muchos aparecen en una proyección ilustrando, como partes de un gran puzzle, al personaje real y a un grupo de personas que vivieron con él una aventura mágica e intensa, revestida de euforia y creatividad, aunque tocada quizás por la amarga sospecha de un final brusco, por extraña la sensación de que todo podría desvanecerse cuando cayera el telón. Ocaña y los del Norte supone una importante aportación historiográfica en cuanto que recoge la fuerte vinculación que Ocaña tuvo con Cantabria y otras ciudades del Norte, un aspecto quizás poco conocido hasta hoy.

Lidia Gil



Adolfo Fernández-Punsola explica Ocaña y los del Norte

Ocaña y los del Norte se enmarcó en el IV Festival de Fotografía y Vídeo Foconorte y pudo verse en la Galería Zoom de Santander del 27 de marzo al 15 de mayo de 2010. Con motivo de la exposición, se editaron 50 ejemplares numerados de un fantástico catálogo que también figura en el Archivo ocañí.




ARTÍCULOS RELACIONADOS:

> OCAÑA Y LOS DEL NORTE #2 (EL CATÁLOGO)
OCAÑA Y LOS DEL NORTE #4 (EL OLVIDO Y ALBERTO CARDÍN)
> DETRÁS POR DELANTE
> MANDERLEY
> OCAÑA EN CANTILLANA (1974)
> BIBLIOGRAFÍA OCAÑÍ

No hay comentarios:

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: