OCAÑA Y "EL VÍBORA" #2 (DE CÓMO MAMAR UNA BUENA POLLA)


El Archivo ocañí, más didáctico que nunca, pone en línea la segunda colaboración de Ocaña en la revista El Víbora. Tras participar en el vestuario de la fotonovela La Caperucita Encantada en el Bosque Rojo (verano de 1980), en el número Especial AMOR de 1981 (p. 59), Ocaña, ayudándose de un dibujo pornotómico de Nazario, ofreció una lección magistral de cómo mamar una buena polla:


DE CÓMO MAMAR UNA BUENA POLLA

Texto: OCAÑA
Dibujo: NAZARIO

Mamar pollas es un deporte ameno y divertido que cada día está adquiriendo más adeptos, hasta tal punto que la federación nacional de deportes quiere incluirlo en las próximas Olimpiadas de nuestro país. Este deporte es tan fácil que hasta un niño de corta edad puede practicarlo. No obstante, para chupar bien una polla, es necesario mucha práctica y un cierto arte. Unos nacen ya con ese arte, otros lo adquieren con la práctica y mucha entrega, y otros, como Ocaña, lo recibió por inspiración divina en un arrebato. Madam Ocaña nos da aquí una serie de consejos prácticos para hacer una buena mamada. ¡Ánimo, si lo sigues al pie de la letra, puedes hacer de ti un campeón y conseguir una medalla de oro para nuestro país! ¡El 82 nos espera!

Primero se abre bien la boca, así, y se mete todo lo que quepa adentro, cerrando los labios bien mojaítos de saliva. ¡Y sin tocarla con los dientes!
Eso de los dientes es importantísimo. En una buena mamada los dientes no sirven para nada. Lo ideal sería no tener dientes, pero, nena... Yo pienso que una persona de sesenta y tantos años, de éstas que dejan la dentadura en la mesilla de noche, sería la mamadora ideal.
Bueno pues, luego, una vez dentro, se va pasando suavemente la lengua por los rebordes de la seta; se mete la puntita de la lengua por el agujerito, y se mete y se saca, como si se le estuviera sacando brillo.
Mientras se acarician los güevos, se mete un dedito con un poco de bayonesa por el mojino, se pellizca una tetilla o se agarra bien la polla frotándola al mismo ritmo que el va y viene de la boca. Todo esto en plan acompañamiento.
¡Ah! No te la saques de la boca por nada del mundo porque, mientras, puede llegar otra boca y quitarte el sitio.
Cuando sientas las venas que parece que van a reventar; y aquello cada vez más duro y más gordo; y cada vez más venas; y el tío te pega tirones de los pelos y empuja tu cabeza pa que te la metas más adentro... Entonces di tú "éste se va a correr de un momento a otro".
Éste es el momento más importante y en el que tienes que poner los cinco sentidos para procurar una buena corrida.
Entonces te tiene que entrar algo así como un frenesí; pa dentro, pa fuera, pa dentro, pa fuera, pa dentro hasta la campanilla que casi te ahoga pero te da igual, pa fuera y la sigues con la lengua sin parar, y se te ponen los ojos en blanco, y... ¡AAAAAAAH! ¡Esa cantidad de leche caliente que te entra a chorros por la garganta, y los calambres del tío, y los tirones de pelo, y los AAG, y los MMMH, y...
Bueno, también puedes sacarla y que te eche la leche por la cara, por los ojos... Pero yo, mientras pueda, la leche me la trago, como Dios manda, que, a parte de encantarme, un médico amigo mío me dijo que es divina para curar los pies planos.

Como los consejos no sirven para nada, MADAM OCAÑA ha abierto en sus grandes salones de la Plaza Real el primer y único "TALLER DE MAMADORAS" de España en donde, en pocas sesiones, podrá convertirse en CINTURÓN NEGRO DEL MAMONEO.

Si eres homo, bi, heter, hidro, hombre, mujer o bóxer, formal, serio, bien dotado, con o sin dientes, si no sueltas más de las plumas normales, y no sabes chupar una polla como "il fó", no dudes en acudir al
TALLER DE MAMADORAS DE MADAM OCAÑA
Servicio serio y máxima discrección.
Contactar con "El Víbora"

No hay comentarios:

LO MÁS VISTO ESTA SEMANA: